Contáctenos
NOTICIAS

Cómo cambiarán los edificios de oficinas para los próximos años

02 Jun 2020

A medida que muchos países suavizan las medidas de aislamiento social y las personas regresan a sus lugares de trabajo, el próximo desafío es adaptar los espacios de oficinas, como diseño y construcción, a las nuevas medidas de higiene personal estricta y el distanciamiento físico.

 

Los espacios de trabajo flexibles se han debatido durante mucho tiempo, pero el riesgo que representaban al permitir la propagación de virus peligrosos y altamente contagiosos rara vez se consideró.

 

Estos lugares se caracterizan por áreas y servicios compartidos con superficies que necesitan una limpieza constante. Las gotas de un solo estornudo pueden viajar más de 7 metros y las superficies dentro de las cabinas, diseñadas para la privacidad, pueden seguir siendo peligrosas durante días.

 

Es por esto que los lugares de trabajo deben ser repensados para un desempeño de las actividades laborales de las personas una vez pase la crisis del COVID-19.

El futuro diseño de las oficinas permitirá el distanciamiento social

Esto afecta directamente los requerimientos de la oferta y demanda de los edificios de oficinas y, por ende, la forma en la que las constructoras diseñarán los proyectos y se desarrolla la administración de los edificios.

 

Estos serán algunos de los cambios que se verán de ahora en adelante en el futuro de las oficinas:

 

• Trabajo desde casa

 

En todo el mundo, sin duda, habrá menos personas en la oficina. Ahora que los trabajadores han intentado trabajar desde casa, muchos han notado que les gusta. Por otro lado, las organizaciones pueden tener pocas opciones diferentes al limitar el número de trabajadores en sus instalaciones. Con esto, se puede decir que los turnos escalonados, las operaciones flexibles y el funcionamiento 24/7 pueden convertirse en la norma, junto con el trabajo remoto.

 

Además, las reuniones de video, incluso dentro del mismo lugar de trabajo, podrían convertirse en la nueva normalidad.

 

• Oficinas abiertas cambiarán

 

Si bien se espera que la futura fuerza laboral remota crezca, muchos aún querrán un lugar para conectarse con otros en persona. Los espacios comunitarios y de trabajo conjunto estarán en el panorama más factible para las empresas.

 

Aunque las oficinas flexibles tendrán dificultades a medida que continúen los bloqueos, será a corto plazo y los que sobrevivan tendrán un futuro prometedor. Las oficinas abiertas tendrán que cambiar para que podamos volver a trabajar, pero ¿qué tan drásticamente?

 

Muchas oficinas tienen espacios llenos de casilleros, almacenamiento de bicicletas e incluso duchas. Pero estos han estado frente a puertas laterales y entradas traseras. Ahora, estos espacios pueden enfrentar a todos los que visitan una oficina. Incluso podrían ser un lugar para realizar exámenes de salud para cualquier persona que ingrese al edificio.

 

Esto quiere decir que la demanda se centrará en construcciones diseñadas con espacios multifuncionales que se puedan adaptar para distintos propósitos.

 

• Los espacios comunes se reutilizarán

 

Las reuniones masivas se cancelan en gran parte del mundo, lo que significa que tal vez no haya almuerzos de trabajo en grupo. Incluso las oficinas abiertas proporcionadas adecuadamente a menudo se construyen con cafeterías, que están diseñadas para funcionar con una alta capacidad para alimentar a la mayoría de los empleados dentro de un período de tiempo muy ajustado.

 

Pero si todos no se reúnen en la cafetería para almorzar, ¿qué haces con ese espacio? Esa respuesta es bastante simple: se abre a más personas que trabajan durante el día, lo que permite a todos distanciarse más.

 

• Los ascensores y pasillos

 

Los edificios presentan una situación particularmente difícil para las oficinas socialmente distanciadas. Esto se debe a que miles de personas vendrán a trabajar en un corto período de tiempo, quienes en realidad irán a varias oficinas diferentes que pueden no estar coordinando turnos entre sí.

 

En este sentido, los ascensores y escaleras serán los puntos con mayor circulación. Algunos ascensores son demasiado pequeños para permitir que más de una persona suba de una manera socialmente distante. Es por esto que los constructores deberán diseñar estos espacios más grandes y con capacidad para más personas sin limitar el espacio personal.

 

Los pasillos son una propuesta igualmente complicada. Muchos de los edificios no construyeron pasillos muy amplios, por lo que no puede mantener mucha distancia. Esto debe cambiar en las futuras construcciones.

 

Son muchos los cambios que las constructoras, los inversionistas en finca raíz, las empresas administradoras de propiedad horizontal y otras entidades tendrán que enfrentar en el futuro. Por ello, una empresa de gestión de propiedades puede ser el mejor aliado para gestionar activos como los edificios de oficinas.

 

Si lo que está buscando es una empresa en la cual depositar su confianza para mantener los activos de su inmueble en crecimiento, OIKOS Dimensión Vertical es la indicada.

Compartir esta nota